Loading...
TW Consulting

APOSTAR POR EL DESARROLLO DE LOS EQUIPOS

Hoy día apostar por el desarrollo de los equipos, gestionando modelos y mapas que permitan
asumir ciertos riesgos, aprovechando todas las oportunidades que ofrecen los respectivos
mercados, es tarea que toda organización de éxito debe contemplar si cada día quiere ser más
competitiva. No es otra cosa que adelantarse a los acontecimientos y no esperar a que al agua
llegue al “cuello” para intentar adoptar soluciones a la desesperada.
Analizar y conocer la empresa, sus principales indicadores establecidos de manera sencilla, ágil
y acertada, para poder adoptar decisiones, modelizando sistemas y procesos, que permitan
avanzar a la organización de forma conjunta en la consecución anual de sus objetivos, es una
de las principales tareas para AVANZAR DE FORMA INTEGRADA.
Conocer el rendimiento de cada empleado, su evaluación profesional, y ayudarles con planes
de formación muy a la medida de sus necesidades reales, hace que la organización camine de
forma coordinada para ser cada día mejor y más competitiva. Todavía lamentablemente en
España existen muchas organizaciones dirigidas como un simple mecanismo de eficacia, donde
todos estos planteamientos no tienen cabida; incluso cuando apuestan por la formación
solamente se fijan en la capacitación técnica y a lo sumo en idiomas, siendo un auténtico error
de interpretación, ya que el conocimiento es solamente una variable de la ecuación, en donde
la forma de hacer las cosas (habilidades) tiene tanto peso como la otra variable, y de ahí el
mejor o peor rendimiento profesional.
Todas las brechas del rendimiento, institucionales, departamentales, equipos y personas,
nacen de los mismos errores y mapas incompletos, que en lugar de generar una auténtica
cadena de valor finalizan en un círculo vicioso que bloquea la propia sostenibilidad corporativa.
Cuando esa sostenibilidad está cuestionada casi siempre las medidas adoptadas son
precipitadas y focalizadas exclusivamente en una reducción drástica de la estructura, con
recortes y más recortes que impactan directamente de forma dañina sobre la propia
reputación, de marca o corporativa.
Orientar los comportamientos de cada empleado y alinearnos con la organización, es una clara
tarea de mando y liderazgo, y si los equipos directivos ejercen un verdadero liderazgo efectivo,
las cosas en el día a día se convierten en decisivos Imomentos para aprovechar las
oportunidades. Una de las mejores formas es apostar por la formación y desarrollo de los
propios equipos de trabajo.

Javier Rodríguez
TW CONSULTING

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *