Loading...
TW Consulting

Talento digital

Todos estaremos de acuerdo que hacer uso de la tecnología digital en los programas de
formación es un hecho inevitable y deseable, aunque posiblemente en muchas
organizaciones se estén yendo hacia el lado del extremo pendular, obviando lo que tantas
consultoras de prestigio en EEUU nos indican: que en 2025 las organizaciones se han de
plantear hacer hincapié en la formación presencial de habilidades personales, sociales,
relacionales, comerciales y directivas. Es un hecho incuestionable que todos los extremos
son rechazables, y por mucho que la formación LMS y digital tenga ciertas ventajas, jamás
podrá sustituir a una formación presencial de habilidades, desarrolladas mediante talleres
muy prácticos y dinámicos, con ejercicios, método del caso, ABP, Philips 6/6, role-playing,
aplicación de PNL y AT, etc.; no nos olvidemos que la formación siempre ha tenido
componentes indoor y outdoor (con todo tipo de soportes y actividades), pero al final lo que
funciona es resolver situaciones similares al contexto del trabajo, sea cual sea la formación
impartida, y eso nada tiene que ver con los escape rooms, Esport, gamificación, píldoras,
etc. que tan de moda se han puesto, incluso decidiendo algunas organizaciones por el
proyecto formativo por estos conceptos y no por los contenidos técnicos y de resolución
que lleven a los alumnos a un aprendizaje efectivo con la puesta en marcha inmediata de
planes de acción que les permita mejorar competencias. Una cosa es pasárselo bien, y
otra muy distinta el aprendizaje efectivo.


Como todos los ciclos tienen retorno, algunas organizaciones tomarán nota de los
consejos y predicciones de las consultoras americanas que nos están avisando, que las
pequeñas y grandes decisiones, estratégicas y tácticas, son adoptadas por personas, con
toda su riqueza vivencial; para ello la formación presencial efectiva siempre será el aliado
necesario.

Tomemos lo mejor de la moda digital en formación, necesaria por muchas razones, pero nunca
perdamos el equilibrio pensando solamente en los números, la comodidad, los pasatiempos, y
otras valoraciones, porque el año 2025 está muy próximo, y al final el rendimiento del negocio
nos dirá si estamos eligiendo el camino adecuado los responsables de la toma de decisiones en
el seno de las empresas.

En todo ello todavía hay que vencer las posiciones de muchos empresarios y directivos, que
todavía siguen pensando que el equipo tiene que estar trabajando y no invirtiendo parte de su
tiempo en talleres y programas formativos; con esa visión tan cortoplacista no pone las cosas
fáciles para el desarrollo profesional de sus equipos y el capital de talento, cada día más
necesario para generar la diferenciación y el valor añadido.

Javier Rodríguez
www.tw-consulting.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *